lunes, 26 de junio de 2017

La formación de nuevas palabras. WhatsApp / Wasap.



 Hoy traigo mi aporte morfológico del día con el desarrollo de una nueva palabra implementada al español desde el inglés. La formación de nuevas palabras es muy interesante y útil para los hablantes, pero aún más para los escritores, que debemos estar informados respecto a los nuevos términos de nuestro idioma constantemente y, desde luego, ¡utilizarlos de un modo correcto!

Wasap es un término introducido de forma muy reciente (en los últimos 4-5 años) a partir de la creación de la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp.
La palabra ha sido filtrada por el mundo anglosajón y, como la mayoría de palabras procedentes del inglés, no ha tardado en adaptarse a formas diversas. En un primer momento se opcionó entre los hablantes no solo aludir a la palabra WhatsApp como sustantivo y nombre de una marca registrada, sino también crear palabras referidas al propio mensaje de texto, (denominado hasta entonces Whatsapp) y se presentó una rápida verbalización, creando la forma «whatsappear», proveniente en su grafía directamente del inglés.

Estas dos últimas palabras se consideran ya erróneas en la escritura en español y se apuesta por una castellanización para denominar los mensajes y el verbo: «wasap o guasap —siendo preferida la primera, plural "wasaps"—» y «wasap(ear) y guasap(ear) —preferida la primera, 1ª conjugación y regularidad en el verbo—».

En un principio fue una palabra extendida mayormente entre adolescentes y jóvenes adultos, pero hoy, apenas unos años después de su implementación a nuestro vocabulario habitual, la palabra se utiliza de modo coloquial por todos aquellos usuarios de esta aplicación. «Te he mandado un wasap / Mi madre ha aprendido a wasapear».

La RAE aún no recoge el término de forma oficial, pero sí se ha pronunciado al respecto, mostrando su aprobación por las formas castellanizadas y anunciando que la palabra WhatsApp sigue siendo válida para designar a la marca como nombre propio.

Referencias y artículos relacionados.
https://twitter.com/raeinforma/status/772789918670217216?lang=es
http://www.fundeu.es/recomendacion/wasap-y-wasapear-grafias-validas/

sábado, 17 de junio de 2017

El sexo en la literatura actual.





A partir de esta preciosa reseña que me han dejado en «Mirando al cielo de Roma» quiero tocar un tema interesante: el sexo en la novela romántica.
Para mí la romántica siempre me ha parecido un género extremadamente sensual (que  no sexual, ojo). Rara es la novela que no tiene escenas subidas de tono, pero en general eso es algo que caracteriza a la romántica y que suele estar más que justificado. Es decir: chico y chica se conocen -> se gustan -> se acuestan. Lo que viene a ser el ciclo de la vida.

Lo que me impresiona últimamente es que parece haber una fina línea separando la literatura romántica de la erótica y luego otra línea aún más fina separando ambos géneros de «el sexo por el sexo». Hablo de libros en los que no hay hilo argumental y un 90% es solo sexo. Como si el escritor se quedara sin ideas y no supiera hilar una trama, por lo que que recurre a lo «fácil».
No estoy descubriendo la pólvora si digo que lo erótico vende, y cuanto más fuerte, mejor. Esto tampoco lo descubrió E.L. James, ya estaba inventado.

Me llama la atención encontrarme con libros cargados de sexo. Gente que dice escribir «romántica», aunque en realidad sólo teclea sexo, sexo y más sexo (sin historia ni sentimientos), porque es lo que da dinero. Y llega un momento en el que todas las escenas me parecen iguales, «darle al mambo» sin ton ni son, decir que algo es romántico sin hablar de sentimientos, pasar rápido las escenas que no son sexuales, no se vaya a aburrir el lector... y a mí sí que me aburre. Consumo romántica porque me gusta ver historias de gente que se enamora, que evoluciona y así conocerlos a fondo.

Esto está muy extendido ahora mismo. Yo tenía claro que no iba a escribir escenas de sexo en Mirando al cielo de Roma casi desde el principio, principalmente porque es una novela corta en la que Tatiana y Jorge se ODIAN al principio, es evidente que no se van a acostar a la primera de cambio. La segunda razón es el tiempo: mis dos personajes van contrarreloj, sus vacaciones se acaban y ellos están en Roma para descubrirse a sí mismos y quererse poco a poco. Me parece que no encajaba en ningún sitio meter un coito a la carrera, así que simplemente no lo hice.
Creo que es una novela sensual, eso sí, y entre Tatiana y Jorge saltan chispas que gritan «tensión sexual no resueeeelta» todo el tiempo, pero eso también es divertido: dejarlo un poco a la imaginación y darle otra perspectiva. 

Con esto no quiero decir que no haya que escribir sexo ni que yo no lo haga nunca, se puede ver en mis otras novelas. A todos nos encanta leer cuando los protagonistas (o los secundarios) por fin tienen sus momentos... Pero en una novela romántica, para mí, lo importante es trabajar una buena historia y crear química entre los personajes. 
Cuesta más trabajo, sí, pero marca la diferencia.


jueves, 20 de abril de 2017

Llámame irresistible - Susan Elizabeth Phillips



LLÁMAME IRRESISTIBLE. Susan Elizabeth Phillips




NOMBRE DEL LIBRO: Llámame Irresistible
AUTOR: Susan Elizabeth Phillips
GÉNERO: Comedia romántica / Romance actual
SERIE: Wynette. Libro 6.
EDITORIAL: Vergara.
AÑO: 2012

ARGUMENTO: Lucy Jorik es la hija de la ex presidenta de Estados Unidos. Meg Koranda es hija de dos actores muy conocidos. Lucy está a punto de casarse con el irresistible Ted Beaudine, el hijo predilecto de Wynette, Texas. Meg está decidida a impedir que su amiga acabe con el corazón destrozado… Sin embargo, nadie más parece compartir su opinión. Meg se convierte en la mujer más odiada del pueblo. Arruinada y sola, está convencida de que es capaz de sobrevivir por sus propios medios. ¿Qué es lo peor que le puede pasar?
¿Enamorarse locamente de Don Irresistible? De eso nada. Imposible.
(Edicionesb.com)

CARACTERIZACIÓN DE LOS PERSONAJES: Maravillosa, son personajes estereotípicos, aunque muy humanos. Por eso sorprenden.

NARRACIÓN DEL AUTOR: He amado cada palabra de la novela. Te atrapa, es ingeniosa, tiene un gran sentido del humor y no es predecible.

TÍTULO: Pega mucho con la novela, así que muy acertado.

PORTADA: Tanto la portada española como la versión original son bastante similares, sencillas y sin mucha complicación. No me vuelve loca.

OPINIÓN PERSONAL: Adoro a Susan Elizabeth Phillips y comencé a leerla a los trece o catorce años con sus Chicago Stars. Había pasado estos años sin coger ninguno de sus libros, pero este lo encontré en la biblioteca por casualidad y no pude evitar llevármelo a casa. El libro vivió algunas aventuras conmigo, como aquellos 30 minutos que pasó solo en la barra de un bar cuando me tomé el café y me fui sin él.
La autora tiene un modo de contar las historias que me entusiasma, me siento muy cercana a su humor y he disfrutado mucho esta novela. No se me ha hecho larga, pese a serlo, y una vez pasé de la página 40 ya no pude parar de leerlo hasta el final. (Sí, después de meses portándome bien, me quedé hasta las cinco de la mañana en vela, ¡vuelvo a ser la misma!)



TRES ASPECTOS POSITIVOS:

-El humor de SEP. No lo pierde ni lo cambia con el paso de los años.

-La trama es original, ¡muchísimo! No en todas las novelas románticas el protagonista está a punto de casarse con la mejor amiga de la protagonista.

-Personajes y trama muy sólida.

TRES ASPECTOS NEGATIVOS:

- La única cosa que me ha costado un poco entender de esta novela tiene que ver con los personajes secundarios: muchos son personajes de otras de las novelas de SEP, así que, al no ser el primer libro de esta serie, me he encontrado con un montón de gente que no conocía de nada. Me hice un buen lío en la cabeza, pues confundía los nombres de algunos personajes secundarios y en ocasiones no sabía ni de quién estaba hablando sin pararme a pensar un buen rato.

-No me ha hecho mucha gracia que los vecinos del pueblo de Ted sean TAN cotillas. O sea, TAN cotillas, me ha parecido desmesurado contar con mil secundarios metiéndose en la relación de los protagonistas sin ningún pudor.

-


 NOTA SOBRE DIEZ: 8/10.

¿LO VOLVERÍA A LEER?  Quizás sí, pero primero quiero leer los demás de la serie Wynette. ¡Sin duda!

jueves, 6 de abril de 2017

Mil días con Nebraska. New Adult.



«Desde que se conocieron, nada volvió a ser como antes.

Quizá Nebraska nunca debería haber vuelto, porque, sin lugar a dudas, ella no es lo que David necesita en su vida.

Son polos opuestos: David es educado, dulce, tierno… Nebraska, orgullosamente, es todo lo contrario.

Dos vidas difíciles, dos personas distintas y un estúpido trabajo que los une para formar una sola historia.»


jueves, 19 de enero de 2017

STOP BULLYING.

Hoy he visto en internet el caso de Lucía, una chica española que se ha suicidado con apenas 13 años a causa del bullying que lleva mucho tiempo soportando.
Me parece algo terrible, he leído la noticia con los labios apretados, pensando que el mundo es muy injusto y, para colmo, hay personas —apenas niños o adolescentes— que se dedican a convertirlo en aún más injusto para otra gente.


Lucía estaba entrando en la adolescencia, le gustaba cambiarse el pelo de color, el anime y leer Harry Potter. Lucía es exactamente igual que yo a su edad, comparte las aficiones que yo tenía con 13 años y seguro que habríamos podido ser amigas si nos hubiéramos conocido. 

Ahora pienso que la cosa no queda ahí, Lucía podría haber sido una de todas esas lectoras que leen mis libros y me mandan mensajes para contarme lo que sienten al leerme, o me dicen pequeñas cositas de sus vidas que me sacan muchas sonrisas. 


 Esto es muy triste, ha muerto injustamente una persona que todavía no había conocido el mundo, que no sabía que vivir es mucho más que cuatro inconscientes que te insultan en el instituto o que se meten contigo por razones absurdas. Vivir es increíble, conoces a gente maravillosa, te enamoras, viajas, haces lo que amas y te llenas de experiencias… me da mucha rabia que por culpa del bullying haya niños que deciden acabar con sus vidas, cortar las posibilidades de vivir, vivir de verdad.

Todo mi apoyo para los padres de Lucía y también para aquellas personas que me lean y que vivan en una situación de bullying. Esto es algo que debe acabar, los bullies no son sólo niños traviesos o un poco crueles. Estamos hablando de torturadores, de personas que consiguen llevar a otros al extremo del miedo y la ansiedad. Hablamos de psicópatas de 11, 12, 13, 14, 15 años. Y esto no se puede seguir permitiendo.

Esto se tiene que acabar.